lunes, 26 de noviembre de 2018

DERMATITIS ATÓPICA EN LOS NIÑOS


La dermatitis atópica es una enfermedad cutánea que afecta sobre todo a bebés y niños

Su piel acostumbra a ser delicada pero al padecer la enfermedad, presenta sequedad, descamación e irritación




Cuando la piel presenta signos de dermatitis atópica necesita un aporte extra de protección. En la farmacia podemos encontrar cada vez más variedad de productos para el cuidado y tratamiento de las pieles atópicas. Ejemplos de ellos pueden ser los siguientes:
  • Pediatopic: gama completa para el cuidado de las pieles atópicas, compuesto por crema facial, gel de baño, leche corporal...
  • Nutratopic: esta gama de Isdin también ofrece variedad de productos para el cuidado de las pieles atópicas. 
  • Farline: este laboratorio ofrece muy buenos productos para el cuidado de las pieles atópicas, a precios muy asequibles.
Las zonas en las que habitualmente aparece el prurito y a consecuencia de ello aparecen heridas por el rascado son:
  • En los bebés: mejillas, cuero cabelludo, rodillas y codos.
  • En los niños: pliegues de los codos, rodillas, cuello, muñecas, tobillos y flexuras entre las nalgas y las piernas.
 
 

Muchas veces, los niños, para mitigar el picor, suelen rascarse con las sábanas o con objetos que encuentren en casa que consigan aliviarles, pero esto que en un principio les calma, puede desencadenar en una infección cutánea. En la dermatitis atópica, la barrera cutánea está alterada y la superficie muchas veces tiene lesiones, de manera que es muy fácil que se infecte. Por ello es muy importante, aunque no siempre fácil, evitar que los pequeños de la casa se rasquen.

La dermatitis atópica en los más pequeños se manifiesta en dos fases:
  • Una fase en la que el brote todavía no ha sucedido.
  • Otra fase en la que el brote ya se manifiesta y requiere aplicarse una solución sobre la piel afectada para detener la inflamación y el picor.

Pero, ¿cómo identificar el brote?

Si el niño siente alivio simplemente tras la aplicación de una crema hidratante, puede pasar sin rascarse y sólo presenta sequedad, probablemente no tiene un brote de dermatitis atópica.

Sin embargo, si vemos que se rasca constantemente y que la piel presenta sangrado u supuración e incluso siente dolor, probablemente nos encontremos ante un brote. En estos casos se deberá emplear una crema ultra-emoliente e hidratante específicamente formulada como coadyuvante a tratamientos farmacológicos para la piel atópica y/o extremadamente seca como puede ser Pediatopic cuidado intensivo del brote.

No hay una causa exacta que explique por qué tener dermatitis atópica. Pero sí hay factores que pueden favorecerla, como son los siguientes:
  • Contaminación: los niños nacidos en entornos urbanos en los que hay más contaminación, tienen mayor probabilidad de padecerla.
  • Sexo: las niñas tiene una pequeña mayor probabildiad de padecerla.
  • Edad de la madre: cuanto mayor es la madre, mayor probabildiad de padecerla.
  • Genética: un padre o una madre con el mismo problema puede predisponer al hijo.
  • Asma o fiebre del heno: sufrir estos dos tipos de afecciones va unido en muchos casos con las pieles atópicas. 
Esperamos con estas lineas haberos ayudado en el cuidado diario de las pieles sensibles de los más pequeños de la casa. Ante cualquier pregunta, no dudéis en acercaros por la farmacia que estaremos encantandas de asesoraros en la medida en la que podamos. Tenemos muestras de productos a vuestra disposición. 


Fuente bibliográfica: revista Farmaventas.

viernes, 16 de febrero de 2018

Aceite de palma y ácido palmítico en la alimentación infantil

El aceite de palma es un aceite vegetal rico en grasas saturadas, principalmente ácido palmítico, empleado frecuentemente en alimentación.


Se trata del aceite vegetal más usado en el mundo, pero ¿por qué?

Porque...
  • Es un aceite que no procede de cultivos transgénicos.
  • En su forma refinada no aporta sabor.
  • Es muy estable, por lo tanto no se enrancia ni oxida fácilmente.
  • Al elevar la temperatura mantiene bien sus propiedades organolépticas.
  • Posee un alto rendimiento: produce diez veces más aceite por unidad de área que otras cosechas de semillas oleosas.
  • Posee un precio no elevado
Existe una recomendación de limitar el consumo de grasas saturadas debido a sus potenciales efectos perjudiciales para la salud, sobre todo en relación a las enfermedades cardiovasculares y a la obesidad.

Se trata de una recomendación general de limitar el consumo de grasas saturadas dentro del contexto de una dieta equilibrada, no expresamente del aceite de palma o ácido palmítico.

La recomendación de consumo de grasas en mayores de dos años es que el consumo total sea inferior al 30% del aporte calórico total, de las cuales las grasas saturadas deben suponer menos del 10%.

Pero entonces, ¿por qué nos encontramos ante esta reciente preocupación por el aceite de palma?

La alerta de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) hacía referencia no tanto a las características nutricionales del aceite de palma, sino a los contaminantes generados en el proceso de refinamiento.

¿Por qué ahora vemos aceite de palma en muchos etiquetados y antes no en tantos? ¿Antes no llevaban?



¡No! Desde la modificación europea sobre el etiquetado (año 2014), en la descripción de los componentes debe constar su procedencia. Es decir, cuando leamos en el etiquetado componentes como "aceites vegetales" o "grasas vegetales", debe indicar el origen específico del vegetal.

Es verdad que se está trabajando en una reformulación o mejora de los alimentos, que contempla el empleo de aceites con un perfil nutricional más saludable. Sin embargo, es necesario demostrar que las alternativas que se propongan sean seguras para la salud y efectivas desde el punto de vista de garantizar las características organolépticas de los alimentos, cosa que hasta la fecha no ha sido conseguido.

Y, ¿qué ocurre en la alimentación infantil?

Así como las necesidades energéticas del adulto deben ser inferiores al 30%, las necesidades energéticas del lactante y niño son elevadas. La grasa constituye aproximadamente el 50% del contenido energético de la leche materna y de las fórmulas infantiles.

No está indicada la restricción del consumo de grasas en estas edades, de hecho el empleo de dietas pobres en grasas se asocia con efectos negativos sobre el crecimiento y el desarrollo a largo plazo.  

El ácido palmítico es el ácido graso más abundante en el organismo y además de producir energía, tiene otras funciones como son la capacidad de unirse a determinadas proteínas que son necesarias para algunas funciones del sistema nervioso, la formación del surfactante pulmonar y garantizar la unión celular.

Las fórmulas infantiles, tienen un contenido en ácido palmítico en cantidades similares a las de la leche materna.
De todos los ácidos grasos saturados de la leche materna, el ácido palmítico es el más abundante, constituye entre el 20-25% de los ácidos grasos de la leche.


Pero, realmente ¿qué dice la legislación española sobre el contenido graso de las fórmulas infantiles?

Además de señalar los límites en el contenido total de grasas sólo señala que:
  • Queda prohibido el uso de aceite de sésamo y aceite de algodón.
  • El contenido de ácidos grasos trans no debe ser superior al 3% del contenido total de materia grasa.
  • El contenido de ácido erúdico no debe ser superior al 1% del contenido total en materia grasa.
  • No hace ninguna referencia expresa al contenido de ácido palmítico.
Por lo tanto, debemos recalcar que todas las fórmulas infantiles disponibles en el mercado español cumplen rigurosamente la legislación.  



Como resumen, cabe destacar los siguientes puntos:
  1. La recomendación del consumo de grasas es diferente para los niños menores de 2 años y para los mayores de edad y adultos.
  2. En menores de 2 años el consumo de ácido palmítico es importante, ya que su contenido en el organismo es elevado y tiene funciones específicas. Debido a ello está presente en las fórmulas infantiles y en otros alimentos infantiles. Es un ingrediente imprescindible. El aceite de palma es una fuente importante de ácido palmítico. 
  3. En niños mayores y adultos se recomienda controlar la cantidad y la calidad de la grasa consumida. Es cierto que el aceite de palma lo podemos encontrar en muchos productos manufacturados de consumo habitual debido a sus características organolépticas. La recomendación de consumo se encuadra dentro del total de grasas saturadas, tenido en cuenta sus potenciales efectos negativos sobre la salud cardiovascular.   
Fuente bibliográfica: Comunicado conjunto del Comité de Nutrición de la AEP y la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica. 

sábado, 2 de diciembre de 2017

DECÁLOGO PARA MANTENER UNA VIDA SALUDABLE

  1. Realizar ejercicio físico aeróbico durante 30 minutos al día, como por ejemplo andar rápido, nadar, hacer bicicleta...
  2. Realizar 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.
  3. Cocinar de una forma saludable. Se recomienda cocinar a la plancha, vapor, horno o papillote y evitar frituras, empanados, guisos y salsas.
  4. Consumir diariamente una cantidad moderada de lácteos. Se deben elegir los lácteos desnatados en caso de sobrepeso.
  5. Consumir 5 raciones de frutas y verduras al día en forma cruda o cocida.
  6. Consumir diariamente cereales (pan, pasta, arroz...) preferentemente integrales. Consumir legumbres dos veces por semana.
  7. Consumir 2-4 huevos a la semana escogiendo técnicas culinarias sencillas como escaldados, cocidos o en tortilla.
  8. Consumir pescado 3-4 veces a la semana. Se debe intentar consumir pescado azul al menos una vez a la semana (caballa, atún, sardinas...).
  9. Consumir carnes rojas una vez a la semana. Dar preferencia a las carnes blancas como pollo, pavo o conejo.
  10. Escoger el aceite de oliva como grasa de elección y consumir una pequeña ración de frutos secos 3 veces por semana.

jueves, 9 de noviembre de 2017

El 90% de los ICTUS son prevenibles

El ictus es una alteración de la circulación cerebral que compromete la llegada de sangre al cerebro.


A continuación os dejamos algunos datos recopilados sobre esta patología:
  • Es la segunda causa de muerte en España, siendo la primera en el caso de las mujeres.
  • Es la primera causa de discapacidad en el adulto.
  • 120000 personas se ven afectadas cada año es España.
  • El 25% de los afectados están en edad laboral.
  • Provoca la muerte o una discapacidad grave aproximadamente en el 50% de los casos.
  • Una de cada dos personas no se recupera de un ictus.
  • Una de cada seis personas tendrá un ictus.
Ante estos datos tan alarmantes, nos parece interesante saber cuáles son los factores de riesgo, saber cómo podemos detectar un ictus, saber cómo podemos actuar y sobre todo saber cómo podemos prevenirlo.

Factores de riesgo
  • Hipertensión
  • Colesterol elevado
  • Tabaco, alcohol y drogas
  • Diabetes
  • Arritmias cardiacas (fibrilación auricular)
  • Obesidad
  • Inactividad física
  • Vida sedentaria
  • Estrés 

¿Cómo podemos detectar un ictus?

Algunos síntomas característicos que podemos observar en una persona que está sufriendo un ictus son los siguientes:
  • Se "cae" un lado de la cara.
  • Pérdida de fuerza o sensibilidad en un lado del cuerpo.
  • Problemas de expresión o de entendimiento.
  • Alteración de la visión.
  • Dolor de cabeza inusual.
 


¿Cómo podemos actuar?

Tres cosas que podemos hacer y tener en cuenta a la hora de actuar frente al ictus son:
  1. Pedir que sonría.
  2. Pedir que levante los brazos.
  3. Pedir respuesta a una pregunta
Pero ante todo, si vemos que algo "no es normal" debemos llamar al servicio de emergencias 112, ya que en este caso cada minuto cuenta y el tiempo es muy importante.

¿Podemos prevenir el ictus? 

El 90% de los ictus son prevenibles y lo que podemos hacer para ello es lo siguiente:
  • Bajar el consumo de sal y grasas. Llevar una dieta sana y variada.
  • Hacer ejercicio moderado. Huir del sedentarismo.
  • Dejar el tabaco y reducir el consumo de alcohol.
  • Controlar el peso, la tensión y el colesterol.
  • Realizar controles periódicos médicos.
  • Cumplir adecuadamente el tratamiento que indique el médico.

sábado, 28 de octubre de 2017

CUIDA LA SALUD DE TUS UÑAS



Hoy os dejamos unos consejos que nos ha proporcionado MIA Cosmetics Paris para cuidar la salud de tus uñas:



  1. Seca bien tus manos ya que el agua deteriora la cutícula y aumenta la aparición de infecciones.
  2. Corta tus uñas rectas y no uses limas metálicas, ya que pueden producir descamación. Te aconsejamos las limas de cristal o de cartón. Se debe limar desde
    los lados hacia el centro de manera continua y con movimientos suaves.
  3. Utiliza productos adecuados, evitando la acetona, porque debilita las capas de
    queratina. Existen muchos quitaesmaltes sin acetona en el mercado, un ejemplo de ello es el disolvente instantáneo CosmeNail.
  4. Utiliza esmaltes formulados sin componentes químicos nocivos. Un ejemplo de ello son los esmaltes de Mia.
  5. Usa guantes cuando estés en contacto con detergentes.
  6. Hidrata tus uñas y mantenlas limpias. Algunos ejemplos que os ayudarán mucho en este pequeño gesto son los siguientes:
  7. Consume alimentos ricos en vitaminas A y B. Existen tratamientos enriquecidos con vitaminas para las uñas. Es muy importante la aplicación de una base fortalecedora de las uñas antes de la aplicación del esmalte.
  8. En caso de tener las uñas muy dañadas:
    • Si acostumbra a llevarlas siempre pintadas, dejar descansar un par de días sin esmaltar entre una aplicación y otra.
    • Si las nota muy dañadas, se debe consultar sobre el tratamiento más específico en cada caso. Éste se deberá aplicar sin retirárselo con quitaesmalte entre aplicación y aplicación.